¡Combate con fisioterapia los efectos de la menopausia!

septiembre 18, 2020
  • facebook
  • twitter-logo-button

Contrario a la creencia popular, la menopausia no es una enfermedad sino un proceso biológico natural en mujeres de entre 45 y 55 años y que implica la desaparición progresiva de los ciclos menstruales.

Ocurre cuando los ovarios dejan de producir hormonas como el estrógeno y la progesterona, lo cual genera una serie de cambios fisiológicos y metabólicos que se manifiestan desde alteraciones del sueño y de la concentración, hasta llegar a problemas de incontinencia urinaria, de la esfera sexual y osteoporosis.

Lo que pocas personas saben es que una forma muy efectiva de combatir y aliviar estos síntomas es mediante técnicas de fisioterapia, en particular la rehabilitación del suelo pélvico. Sigue leyendo para conocer los beneficios.

Menopausia y disfunciones musculo-esqueléticas

Además de la sintomatología característica –como sofocos, palpitaciones, mareos, cambios de estado de ánimo y dolores de cabeza–, la menopausia puede tener varios efectos en el sistema músculo-esquelético de la mujer.

De acuerdo con Mayo Clinic, durante los primeros años de la menopausia la mujer puede perder densidad ósea y masa muscular a un mayor ritmo.

Si a esto sumamos que el metabolismo se torna más lento –lo cual deriva en aumentos de peso y grasa corporal– se eleva el riesgo de osteoporosis y sus efectos como huesos más débiles y quebradizos, que pueden llevar a fracturas con mayor frecuencia.

En tanto, las mujeres posmenopáusicas con osteoporosis son particularmente propensas a sufrir fracturas en la columna vertebral, caderas y muñecas.

Otra manifestación del periodo menopáusico es la pérdida de colágeno, lo que afecta la firmeza y elasticidad de los tejidos en áreas como el suelo pélvico, conjunto de músculos y ligamentos situados en la parte baja del abdomen y cuya función es soportar órganos como la vejiga, el recto y el útero.

Al afectarse las cadenas musculares de esta zona se pueden generar problemas de incontinencia urinaria o fecal, estreñimiento, dolor pélvico crónico o hasta un prolapso (caída de órganos pélvicos).

<< Repensando la incontinencia urinaria: diagnóstico y tratamientos >>

En cuanto a la esfera sexual, la menopausia agrava la sequedad vaginal y puede causar dolor durante las relaciones sexuales, en particular si se suma a un trastorno de flacidez vaginal o cualquier otra de las disfunciones de suelo pélvico mencionadas anteriormente. En conjunto, todo ello puede contribuir a una disminución del deseo sexual.

Rehabilitación de suelo pélvico contra la menopausia

La menopausia no tiene que ser motivo de depresión, baja autoestima o de limitaciones en la funcionalidad normal de las mujeres pues, además de la correcta asesoría médica, los tratamientos de fisioterapia pueden ayudar a paliar todos sus síntomas.

Algunas técnicas de rehabilitación que llegan a reducir –o en algunos casos eliminar completamente– las afecciones musculo-esqueléticas son:

  • Terapia manual pélvico-perineal.
  • Reeducación abdominal e higiene postural.
  • Gimnasia abdominal hipopresiva.
  • Biofeedback y electroestimulación. A través la tecnología Phenix Liberty de fabricación francesa se puede hacer el diagnóstico y monitoreo de las cadenas musculares del suelo pélvico, así como la aplicación de estímulos eléctricos que ayudan a recuperar el tono y la fuerza muscular para tratar los diferentes tipos de incontinencia.

Cabe aclarar, por supuesto, que las terapias vienen precedidas de una valoración exhaustiva, y que la elección de los tratamientos y rutinas de ejercicio se adapta al estilo de vida y condición de salud de la paciente.

Dale ▶️ al video y conoce la metodología y la tecnología de nuestra terapia de suelo pélvico:


En TherapyCord contamos con terapias de rehabilitación de suelo pélvico impartidas por expertas certificadas en evaluar y tratar disfunciones tanto a nivel urinario como de la esfera sexual. Llámanos y pide una valoración.

Agenda una cita en TherapyCord >

Artículos relacionados